Porque pensamos que un problema de salud no se debe convertir en un problema de dinero.